logo

Técnica de Toupet

El meta-análisis de Wileman de 2010 publicado en la Cochrane demostró que la cirugía era superior al tratamiento con IBP para los pacientes con síntomas de enfermedad por reflujo en lo referente al control de pirosis y regurgitación y también en calidad de vida. Es una cirugía funcional que, con experiencia y cuando se realiza de forma estandarizada, produce excelentes resultados.

 

En nuestro Servicio de Cirugía General y Digestiva de Hospital QuironSalud Málaga realizamos entre 60-80 cirugías antirreflujo cada año y la técnica que más empleamos es la funduplicatura completa tipo Nissen. Existe una tendencia reciente a realizar funduplicatura parcial cara a minimizar la disfagia postoperatoria que, yo siempre digo, es algo que vemos siempre en estos pacientes operados y que para mí es además un marcador de calidad de la cirugía bien hecha (dicho de otro modo, “no me gusta” que los pacientes no tengan nada de disfagia en el postoperatorio).

A este respecto, existe mucha controversia en la literatura acerca del valor de la manometría esofágica. Para muchos grupos, su único rol es descartar la existencia de una acalasia y, fuera de esto, la dismotilidad esofágica que pueda existir se va a deber al reflujo en sí y no debe condicionar si la funduplicatura va a ser parcial o total puesto que ello no tendrá impacto en la disfagia. Nosotros, sin embargo, somos más conservadores y desde hace años realizamos funduplicatura parcial tipo Toupet modificada  (270º, recordad que la técnica original en descripción es de 180º) en los pacientes que tienen >50% de contracciones fallidas en el estudio manométrico.

Nos basamos en lo refrendado por la revisión sistemática y meta-análisis de Hajibandeh de 2018 que, comparando las técnicas de Nissen y Toupet para el tratamiento quirúrgico de pacientes con enfermedad por reflujo y dismotilidad esofágica, evidenciaron que la funduplastia parcial se asocia a menos disfagia postoperatoria sin que en los pacientes de este grupo haya más recidiva del reflujo a medio y largo plazo.

Aquí veis el resultado de una cirugía antirreflujo tipo Toupet 270º con un 100% de ondas de contracción fallidas y una hipotonía severa del EEI en la manometría preoperatoria. Veis como queda una línea central de cardias libre,  cuatro puntos de fijación de cada valva y el detalle final de la fijación de la cara posterior de la valva derecha al pilar diafragmático ipsilateral.

TWITTER      SÍGUEME EN TWITTER

   FACEBOOK      SÍGUEME EN FACEBOOK

   icono instagram      SÍGUEME EN INSTAGRAM

Web acreditada de interés sanitario
por PortalesMedicos.com

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.