logo

8 de Marzo, día de la igualdad de la mujer

Gracias a Diario Sur he podido participar en el examen a la igualdad que sale publicado hoy en un excelente reportaje firmado por Alberto Gómez y Ana Pérez-Bryan. Hoy es el  8 de Marzo, día de la igualdad de la mujer.

8m portadaSur

 Cuando me han preguntado sobre como veo la igualdad en el mundo de la medicina, mi respuesta ha sido clara, la puntuación de 0 a 10 es un 10. La medicina como profesión ha entendido que no debe haber diferencias entre hombres y mujeres desde hace muchos años.  Recuerdo, en 1987, que cuando empecé a estudiar medicina el 25% de los médicos eran mujeres; hoy, en el 2020, las estadísticas muestran de forma clara que las mujeres son ya el 49% de los médicos, lo cual equipara en número y presencia la cantidad de mujeres y hombres que ejercen nuestra profesión.  Es más, en muchas comunidades autónomas las mujeres suponen hasta el 70% de los médicos de hospitales y centros de salud; nuestras facultades de medicina están abrumadoramente llenas de mujeres y el porcentaje de médicos residentes que han aprobado este año el MIR para hacer la especialidad son mujeres en más de sus dos terceras partes. Las mujeres ya están en la medicina para quedarse para siempre y en igualdad de condiciones. Es por ello que se justifica mi puntuación de igualdad absoluta.

Nuestros pacientes hacen mucho tiempo que no distinguen entre hombres y mujeres cuando se ponen delante de un medico. Exigen capacitación técnica, conocimiento científico y humanismo; la gente quiere un medico bueno y un buen medico, las dos cosas al mismo tiempo, no miran el sexo. Si existe alguna limitación o prejuicio no viene desde nuestra profesión, sino desde la sociedad en sí misma. El avance social que debemos procurar implica trabajar desde la base de nuestros colegios e institutos, en los que tenemos que enseñar desde el principio que pese a las diferencias biológicas y anatómicas, hombres y mujeres somos seres humanos completamente iguales y equiparables.

Así, en la medicina el género no es determinante hoy en día. Las mujeres han tenido y tienen las mismas oportunidades de desarrollo profesional y nuestras autoridades sanitarias nacionales y autonómicas has sabido articular los mecanismos necesarios para que los paréntesis biológicos de la mujer  (embarazo, lactancia y maternidad) no supongan un obstáculo en ningún momento para el desarrollo de su profesión y para poder ejercerla en igualdad de condiciones a los hombres. Bien es cierto que hay determinadas especialidades, como las quirúrgicas, en las que las diferencias existen y vienen derivadas más por la gran carga física del trabajo y la penosidad que asocia su ejercicio en muchas ocasiones que por la diferencia de sexo. En una reciente publicación reciente en el Journal of the American College of Surgeons se demostró que existe una diferencia estadísticamente significativa entre mujeres que se dedican a las especialidades medicas y las que se dedican a las especialidades que se relacionan con la cirugía en aspectos relacionados con la maternidad. Las que hacían cirugía tenían hijos a una edad más avanzada, una más alta tasa de abortos y finalmente recurrían a técnicas de fecundación “in vitro” con más frecuencia para poder quedarse embarazadas. Ayudar a que estas diferencias se reduzcan o eliminen en la medida de lo posible es un paso adelante que tenemos que dar todos los médicos.

8m pagSUr

Finalmente, Ana Pérez-Bryan me preguntó si pensaba acudir hoy domingo 8 de marzo a la manifestación en favor de la igualdad. Mi respuesta, sincera, fue que no. Soy tremendamente respetuoso con cualquier manifestación de respuesta social en una democracia como la nuestra, pero no veo representado en esta forma de expresión y pienso que los movimientos sociales que generan segregación positiva alimentan la desigualdad y son una de las causas esenciales que ayudan a perpetuarla.

La mujer vertebra el lado más humano de la sociedad y  la sociedad esta en deuda con la mujer. Por ello, la mujer del siglo XXI conquistará cada vez más espacios en tanto en cuanto sea capaz de alejarse de la tremenda carga ideológica que se está dando a la igualdad y no la convirtamos en la nueva lucha de clases.

Enlaces DiarioSUR : 

- La igualdad, a examen

- 8-M: César Ramírez, cirujano, opina sobre los avances en Igualdad

 

TWITTER      SÍGUEME EN TWITTER

   FACEBOOK      SÍGUEME EN FACEBOOK

   icono instagram      SÍGUEME EN INSTAGRAM

Web acreditada de interés sanitario
por PortalesMedicos.com

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.