logo

¿Conoces la Maniobra de Heimlich?

Esta semana hemos podido leer en muchos sitios web y prensa escrita la noticia de que el Dr. Henry Heimlich (96 años) había salvado la vida de Patty Ris (87 años y compañera en la residencia en la que viven) al realizarle la maniobra que el inventó y que se conoce como Maniobra de Heimlich (MH). La señora Ris se había atragantado comiendo una hamburguesa ya que, al intentar deglutir un trozo de carne esta se había dirigido hacia la vía aérea superior en lugar de hacia el esófago y le estaba produciendo una obstrucción de la misma http://www.elmundo.es/salud/2016/05/28/5749743ae2704e91708b45de.html

El Dr. Heimlich es un cirujano torácico ya jubilado que, alarmado por la cantidad de gente que morían por asfixia atragantados en EEUU en la segunda mitad del siglo XX describió  una maniobra basada en 3 pasos esenciales que desde entonces ha salvado la vida de muchas personas y que inmediatamente fue adoptada por American Medical Association. La MH consta de 3 fases secuenciales que deben hacerse de forma coordinada: en primer lugar, el rescatador debe coger desde la espalda a la persona que se está ahogando y rodearla por completo con sus dos brazos, de modo que los brazos envuelvan la  parte inferior de la caja torácica y el abdomen y las manos se posicionen a dicho nivel entre el ombligo y el esternón; a continuación, se colocan las manos de modo que la mano no dominante del rescatador está con el puño cerrado y el pulgar en contacto con la piel y la mano dominante queda abierta englobando a la otra; finalmente, se realizan compresiones rápidas con las manos hacia arriba y adentro, de modo que se genera un aumento de la presión abdominal por debajo del músculo diafragma con objeto de aumentar la presión en toda la cavidad torácica y la vía respiratoria y de que sea el aire residual intraparenquimatoso que se libera de los pulmones el que expela el cuerpo extraño que está alojado en la tráquea. En este enlace tenéis un video corto en el que se explica perfectamente como se realiza la MH  https://www.youtube.com/watch?v=2D5TKxDwGuk

Entre 1976 y 1985 la MH se incluyó por parte de la Sociedad Americana del Corazón y la Cruz Roja como la segunda línea de tratamiento de emergencia en los pacientes con situación de ahogo por obstrucción traqueal después del primer paso, que debía ser aplicar 5 golpes o porrazos en la espalda. A partir de Julio de 1985 los golpes fueron eliminados y se adoptó la MH como la primera opción. En el año 2006 el término MH se reemplazó por “compresiones o empujes abdominales” y se recomienda que se emplee de forma juiciosa y siempre ante la seguridad de que un paciente se está realmente asfixiando y tiene una situación de emergencia obstructiva traqueal (vía respiratoria principal). Debemos:

1.- Estar seguros de que la obstrucción o impactación del alimento u objeto no está en el esófago en lugar de la tráquea.

2.- Comprobar que el paciente no puede hablar ni toser, indicador de que la obstrucción traqueal es completa. Cuando el paciente tiene capacidad de toser jamás se deben llevar a cabo las compresiones abdominales por el riesgo de provocar además el vómito y/o una broncoaspiración y entorpecer el proceso de expulsión que el propio paciente está intentando llevar a cabo.

3.- No se recomiendan los empujes o compresiones abdominales en bebés de menos de 1 año.

Finalmente, el buscador de evidencia científica médica más usado, PubMed, cuando introducimos las palabras “Heimlich maneouver” dedica más de la tercera parte de las 125 citaciones que recoge a artículos que describen complicaciones que han ocurrido durante la realización de la MH como enfisemas (torácicos, cervicales o faciales), fracturas costales, rotura esplénica, desgarros o perforaciones faringo-esofágicas, laceraciones gástricas, disección de artería carótida interna, desprendimiento de retina, hernias diafragmáticas o traumatismos cortantes del páncreas.

Felicidades al Dr. Heimlich por su gran aportación hace ya más de 40 años, que sigue vigente hoy día y que él predica con el ejemplo. Es, además, una maniobra que todo el mundo puede aprender a hacer por ser fácil de ejecutar pero que insisto que debe realizarse sólo cuando hace falta y además empleando el ímpetu proporcional para no causar complicaciones ni efectos secundarios al accidentado.

TWITTER      SÍGUEME EN TWITTER

   FACEBOOK      SÍGUEME EN FACEBOOK

Web acreditada de interés sanitario
por PortalesMedicos.com

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.