logo

Fístulas Perianales en Enfermedad de Cröhn y Terapias con Células Madre: Un Paso Adelante en Innovación en Cirugía

Las fístulas perianales suponen, como ya he escrito en otras ocasiones, una comunicación entre la parte final del aparato digestivo (ano-recto, a través de la línea pectínea) y el margen perianal por fuera, siendo motivo de supuración o manchado crónico alrededor del ano; se suelen originar en obstrucciones de las glándulas apocrinas y su tratamiento tiene en la cirugía su pilar fundamental.

La enfermedad de Cröhn es un padecimiento crónico del aparato digestivo que tiene una base autoinmune (es decir, que el propio organismo agrede al paciente de modo que se reconoce como extraña a la propia flora intestinal) de modo que se afectan todas las capas de la pared digestiva y, cuando afecta al recto distal y/o al ano (cosa que ocurre en el 35-45% de los pacientes a lo largo del curso de la enfermedad) se manifiesta, por tanto, como fístulas en base a su naturaleza transmural. Dado que su origen es distinto al de las fístulas perianales clásicas anteriormente descritas, la base de su tratamiento no debe ser la cirugía (para evitar dañar los esfínteres del ano en una enfermedad que con frecuencia es recurrente y se reproduce); así, los fármacos inmunosupresores en todas sus distintas variantes deben ser la base de su tratamiento. Estos fármacos tienen el problema de que deben administrarse de forma crónica y repetida y no están exentos, como puede suponerse, de efectos secundarios.

Hace poco más de 3 años el Dr. Fernando de la Portilla, cirujano Jefe de Sección de Coloproctología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, publicó un innovador trabajo de investigación junto con otros cirujanos españoles en el que demostró en 24 pacientes afectados por fístula perianal con enfermedad de Cröhn los beneficios de la administración de células madre derivadas de su propia grasa en el trayecto fístuloso (Int J Colorectal Dis 2013; 28: 313-323), de modo que hasta en un 55% de los pacientes se consiguió el cierre completo del trayecto fistuloso. Este efecto se consiguió por las propiedades cicatrizantes, favorecedoras de los fenómenos de vascularización y contrarios a la muerte celular que definen la capacidad inmunoduladora de las células madre y que permiten actuar contra las enfermedades autoinmunes como la enfermedad de Cröhn.

La eficacia clínica inicial que demostró este trabajo (esto se define en investigación clínica como estudio en fase II pues sirve para demostrar eficacia de una nueva terapia) sirvió  de base para el diseño de un estudio científico ya a nivel internacional, incluyendo varios hospitales españoles y muchos otros extranjeros, definido como fase III y doble ciego pues ha comparado la terapia con células madre derivadas del tejido adiposo en 107 pacientes versus placebo en 105 pacientes con fístulas perianales complejas en el seno de una enfermedad de Cröhn (los pacientes no sabían que tipo de tratamiento recibían y este además se asignaba al azar, lo cuál confiere al estudio el más alto nivel científico). Este trabajo, recién publicado en Lancet y liderado en su redacción y desarrollo por el Dr. Julián Panés del Clinic de Barcelona y el Dr. Damián García Olmo de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid (Lancet 2016; 388: 1281-90). Los resultados han corroborado la eficacia clínica demostrada en el trabajo previo del Dr. de la Portilla de modo que a las 24 semanas del tratamiento se había conseguido un cierre completo de las fístulas en hasta el 50% de los pacientes tratados con células madre respecto de sólo el 36% de aquellos tratados con placebo y además en el primer grupo los efectos adversos (especialmente abscesos perianales) habían sido menores (18% vs. 29%).

Desde mi blog quiero dar la enhorabuena al Dr. Fernando de la Portilla, con el que he compartido muchas horas de trabajo en los últimos años por suerte para mí y que es un referente y un modelo a seguir para mí de profesional con un perfil de liderazgo indiscutible, buen cirujano e innovador y que hace siempre su trabajo desde el dominio de las evidencias científicas disponibles. Enhorabuena y gracias, Fernando.

TWITTER      SÍGUEME EN TWITTER

   FACEBOOK      SÍGUEME EN FACEBOOK

Web acreditada de interés sanitario
por PortalesMedicos.com

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.